Información sobre Termas - Tierra Termal E.V.T.

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Varios

ELEMENTOS DE LAS AGUAS TERMALES

En el organismo se encuentran mas de treinta minerales distintos, la mitad de los cuales parecen ser absolutamente indispensables para la vida. Hay otros, en diversas proporciones, que son también necesarios y que se encuentran tanto en el cuerpo humano, como en los alimentos que se ingieren. Estos són abundantemente abastecidos por medio de la alimentación, a través de la sal común o cloruro de sodio, lácteos, carnes, verduras y otros alimentos.

Las aguas termales también son fuente de minerales ya que estuvieron expuestas a grandes temperaturas y presiones en el interior de la tierra, las cuales luego llevan a la superficie consigo los distintos minerales adquiridos.

Sodio: Se halla en el plasma sanguíneo, linfa y líquidos que rodean a las células. Potasio: Se encuentra en los glóbulos rojos y células de los tejidos.

Calcio: Existe principalmente en el esqueleto y los dientes. En menor cantidad en la sangre y ayuda para que pueda coagular normalmente. Regula el contraer y distenderse del corazón y los músculos. Contribuye al aprovechamiento del hierro y a la conducción de los impulsos que pasan por los nervios.

Fósforo: Tanto éste como el calcio se encuentran muy relacionados entre sí en el organismo. El fósforo se halla formando parte de dientes y huesos, y además, en cada célula del cuerpo. En la sangre, las sales de este elemento, colaboran manteniendo la alcalinidad normal. El fósforo debe serle provisto al cuerpo a través de los alimentos en proporción similar al calcio.

Magnesio: El esqueleto es la parte del cuerpo que contiene mayor proporción (70% del total). El otro 30% lo encontramos en líquidos del organismo y tejidos blandos. Un cuerpo adulto, de contextura normal, contiene 30 grs. de magnesio. Cumple un papel importante en la composición de los huesos, funcionamiento de los músculos y sistema nervioso.

Oligoelementos: Hay otros minerales que son indispensables para la salud, pero en ínfimas cantidades. Muchos de ellos son parte de enzimas o fermentos y reciben el nombre genérico de "oligoelementos". Dentro de ellos están: cobalto, zinc, molibdeno, flúor, etc.

A principios de este siglo, se construía una colosal obra de ingeniería. El ferrocarril que subía a la montaña mas alta de Europa (Monte Jungfrau-Suiza-4.500 mts.). Mientras se trabajaba en una estación a 3.200 mts. afloró un problema que obligó a detener las obras.

Los técnicos y obreros se volvían irritables, perdían el control y las peleas tomaron tal magnitud que se detuvo la construcción. Años mas tarde, con moderno equipamiento prosiguieron el emprendimiento, pero la causa relatada quedó en el misterio.

A mediados de la década del setenta, se descubrió la causa, dado que en Israel, un pelotón del ejército sufrió el mismo fenómeno de irritabilidad colectiva, sumiéndose en desórdenes y grescas de todo tipo.

Se determinó luego de una minuciosa investigación, que el campamento estaba ubicado a una altura y en una atmósfera con alta carga de iones positivos. Apenas cambiado el emplazamiento de la tropa, desapareció el problema.

¿ Cuál fue el descubrimiento ?

Qué, tanto la altura, como la falta de árboles y en otros casos la presencia de la electricidad utilizada en gran escala, producen irritabilidad, agresividad y nerviosismo en general.

Las grandes ciudades tienen mucha mayor carga de iones positivos que las zonas rurales, precisamente por la falta espacios verdes y la gran cantidad de electricidad.

¿ QUE SON LOS "IONES" ?
Son moléculas de substancias minerales, que por distintos factores se cargan de electricidad, positiva o negativa, pasando a ser, de partículas casi estáticas a elementos de gran energía, capacidad de combinación y considerable penetrabilidad en los organismos.

En la superficie de la tierra, hay gran acumulación de iones en porcentajes variables, de acuerdo al lugar, composición del suelo, etc. Los iones positivos son irritantes, provocan nerviosismo e irritación. Los iones negativos, en cambio, son sedantes.

Las aguas termales poseen alta carga de iones negativos que se deben, según las teorías mas conocidas (no necesariamente las mas exactas) a la presencia, en diversos estratos del suelo, de pequeñas, muy ínfimas, cantidades de un material radiactivo, denominado radón.

Este emite rayos llamados "alfa", de onda larga y escasa intensidad, que atraviesan las napas de agua, ionizándolas.

Los árboles toman la ionización por sus raíces y la dispersan a través de las hojas. En cuanto a los iones positivos, suben a la atmósfera formando un anillo o cinturón, a gran altura sobre la tierra.

Cuando se producen turbulencias en el aire (tormentas), descienden los iones positivos y al ponerse en contacto con los iones negativos de la superficie, se producen los rayos.

BENEFICIOS
Los beneficios obtenidos en tratamientos con aguas termales, no dependen exclusivamente del elemento "agua", sino de una multiplicidad de estímulos: químicos, físicos y biológicos.

Los efectos químicos se encuentran relacionados con las substancias que posee el agua, que al estar en contacto con la piel, pasan por ósmosis al torrente sanguíneo.

Los efectos físicos se deben mayormente a la temperatura del agua, dado que ésta produce una vaso dilatación periférica, con la cual se mejora la oxigenación de los tejidos en la zona tratada y liberación de substancias que producen efecto antiinflamatorio y calmante del dolor, con relajación muscular, provocando una sensación de bienestar.

A su vez, cada sector del cuerpo humano tiene reacciones internas, fisiológicas, que les son propias, como una mayor o menor red de capilares sanguíneos, reacciones nerviosas, componentes químicos de los tejidos, etc. Por esta razón, por ejemplo, los pies sienten caliente, un baño que para el tronco es indiferente.

Los efectos biológicos se producen por la acción de la "flora" y la "fauna" hidrotermal, integrada por "macro" y "micro" organismos, en compleja unión. Esto se denomina genéricamente "biogleas" y está compuesta por decenas de miles de especies diferentes.

No hace demasiados años, se aisló un microorganismo - en la "Sociedad Internacional de Medicina Hidrológica" - estudiando precisamente lo que se llama "elementos intangibles" de las aguas termales.

Uno de estos organismos, del grupo de las "sulfobacterias" beneficiaba la piel humana. Avanzando en esa investigación, se supo que cuando una agresión, aún la mas pequeña, se produce sobre la epidermis, aparece una sucesión de reacciones biológicas en "cascada", generadora de una cantidad de micro-traumatismos, que incluyen lo que se llama "inflamación celular".

Estos micro-traumatismos, repetidos a lo largo del tiempo, son el origen del envejecimiento cutáneo. Las "biogleas" o "plancton hidrotermal", no sólo aumentan el sistema de defensa y reparación de la piel frente a las agresiones externas (envejecimiento y deterioro) sino que ejercen una acción biológica sobre sus funciones vitales - además de otros órganos y sistemas - que mejora sensible y significativamente la tonicidad y tersura de la piel.

1) Acción agocítica - Que es la estimulación del crecimiento celular. Atención: Incentivan el crecimiento de todas las células (sanas o enfermas). Por eso se contraindican para cualquier tipo de tumores o neoplasias.
2) Acción antialérgica o desensibilizante.
3) Acción antitóxica, o filáctica.
4) Acción eutrófica - Actúan sobre el sistema nervioso periférico, que tiene una repercusión favorable sobre la actividad orgánica general.
5) Acción sobre la permeabilidad celular. Facilitan la solución de algunos cuerpos insolubles en agua. Estos son los beneficios del agua termal, actuando sobre el ácido úrico y el colesterol.
6) Acción zimosténica - Sobre los procesos enzimático y digestivo.

Las aguas termales no son una panacea para todas las dolencias, pero pueden ser un excelente paliativo para la mayoría de ellas, porque:

  • Estimulan las defensas del organismo

  • Depuran la sangre, eliminando toxinas por sudoración y diuresis.

  • Reactivan el metabolismo

  • Reeducan el sistema termorregulador

  • Provocan una dilatación en la red vascular, con el correspondiente flujo sanguíneo, tornando al organismo, resistente al frío.

  • Tienen efectos revitalizadores sobre células y tejidos.

  • Se obtienen resultados analgésicos y antiespasmódicos.

  • Son sedantes del sistema nervioso.


SE BENEFICIAN LAS PERSONAS QUE PADECEN

  • Reumatismos crónicos inflamatorios, una vez pasada la fase aguda.

  • Reumatismos crónicos degenerativos (artrosis)

  • Reumatismos para-articulares (ciáticas, otros)

  • Reumatismos metabólicos (gota, otros)

  • Secuelas de traumatismos, recuperaciones

  • Afecciones crónicas del aparato respiratorio

  • Afecciones de la piel (eczemas, dermatosis)

  • Soriasis (blanqueamiento)

  • Neutralizan la acidez estomacal, facilitan la secreción de jugos gástricos, mejoran la digestión , dispepsias en general.


Hay que tener en cuenta, que si las indicaciones favorables son importantes, con mas razón lo son las contraindicaciones. Porque, dado el carácter excitante y estimulante de estas aguas, no siempre es recomendable su uso en fases agudas, o brotes de reagudización de algunas enfermedades, como:

CONTRAINDICACIONES

  • Ulceras gástricas

  • Cardiopatías descompensadas

  • Hipertensión severa

  • Nefritis

  • Procesos asmáticos en crisis

  • Tuberculosis

  • Distintos tipos de tumores y cáncer


Completamos reiterando
No obstante los benéficos efectos de las aguas termales es indispensable un uso racional de las mismas y atender algunas indicaciones mínimas pero importantes:

  • Es un error muy común creer que cuanto más caliente una piscina, es mas significativo y bueno su efecto. No cometa este peligroso error. Las piletas que tengan más de 40º C. deben ser utilizadas con mucho cuidado y por muy escaso tiempo.

  • Sería muy importante un examen clínico.

  • La indicación precisa de un baño termal, cuando existe alguna patología específica, debe ser prescripta por un médico.

  • En cualquier caso, evite permanecer más de 15/20 minutos seguidos, sumergido en una pileta.

  • Mientras se encuentre en Termas, controle su presión cada vez que pueda.


RECUERDE: La mejor actitud ante cualquier método terapéutico existente, sea el que fuere, es la moderación y la consulta con un especialista.

Clasificación de las aguas
Por su origen geológico
a) Magmáticas
Las aguas magmáticas son primitivas. Surgen de una directa relación con filones metálicos o eruptivos. Sus temperaturas son elevadas, siempre superiores a 50º C. Tienen un caudal periódico, rítmico y constante, siendo asimismo constantes, su temperatura y su composición.
En este tipo de aguas, son comunes los elementos característicos de emanaciones metálicas, como boro, fósforo, arsénico, bromo, cobre, nitrógeno...

b) Telúricas

Denominadas también aguas de "infiltración", pueden surgir de cualquier terreno. Su caudal es variable, según los regímenes de lluvia y estaciones del año.
Las temperaturas rara vez llegan a los 50º C. El grado de mineralización es de mediano a bajo y la concentración de minerales está en inversa proporción con su caudal. En las aguas "telúricas" existen sales de cal y de magnesio, cloruros, bicarbonatos, etc.

Por su conformación física
Las clasificaciones universales imponen límites rígidos a la temperatura mínima del agua, para ser considerada "termal". Aún así existen múltiples clasificaciones, pero la mayoría coincide en la siguiente tabla.

Aguas frías

Menos de 20º C.

Hipo termales o poco frías

de 21º a 35º C.

Meso termales o calientes

de 35º a 45º C.

Hipertermales

Mas de 45º C.


 

Por sus Residuos Secos

a) Oligominerales

Menos de 0,2 grs/L

b) Medio minerales

0,2 a 1,0 grs/L

c) Minerales

de 1 gr. a 1,5 grs/L


 

TERAPEUTICAS ESPECÍFICAS EN LAS AGUAS TERMALES
(Cloruradas - Bicarbonatadas Sódicas)

En AGUAS CLORURADAS
Las principales indicaciones de la utilización de estas aguas está en la recuperación de intervenciones quirúrgicas sobre el aparato locomotor, lesiones traumáticas, afecciones reumáticas crónicas, procesos crónicos de las vías respiratorias y aparato genital femenino, además de estados de debilidad orgánica.

Las inhalaciones y pulverizaciones son favorables en procesos crónicos del aparato respiratorio y zonas asequibles del aparato digestivo. Las irrigaciones son aconsejables en procesos entero hepáticos y ginecológicos crónicos.

Las inmersiones lo son en patologías reumáticas, post-traumáticas y post-quirúrgicas, por la facilitación de movimientos.

Contraindicaciones
Las aguas cloruradas tienen las contraindicaciones propias de todas las aguas termales. Por su mineralización específica NO deben administrarse por vía oral, en:

  • Gastritis hipersecretoras

  • Procesos ulcerosos del aparato digestivo

  • Enteritis

  • Colitis

  • Cardiopatías

  • Afecciones renales en las que resulte conveniente restringir la ingestión de sodio.


Procedimientos de administración
Inmersión en piscinas o bañeras
Las temperaturas más frecuentes en el tratamiento de procesos reumáticos, rehabilitaciones post-operatorias, etc., es de 36º a 39º C. El tiempo de aplicación dependerá de la tolerancia de cada paciente.
Por término medio debe iniciarse con períodos de 10 minutos y subir progresivamente de acuerdo a la respuesta obtenida, hasta llegar a 30 minutos.
Las aplicaciones serán diarias y es más favorable realizarlas por la mañana.
Los tratamientos de enfermedades reumáticas alcanzan su pleno rendimiento en alrededor de 20 días, y las recuperaciones post-traumáticas, en no menos de 15 días.

Vía oral - y otras -
Las aguas cloruradas mixtas y especialmente bicarbonatadas, se destacan por sus efectos metabólicos y estimulantes de las funciones digestivas y hepatobiliares, cuando se administran por vía oral, pero aplicada en baños, duchas, inhalaciones e irrigaciones, se comportan como antiinflamatorias y estimulantes de la función celular y cicatrización, además de ligeramente antisépticas.
Las tomas deben hacerse por la mañana en ayunas, y en algunos casos, aproximadamente una hora antes de las comidas.
La dosificación debe ajustarse a la tolerancia individual, por término medio 100 a 200 ml. por toma, pudiéndose repetir dos o tres veces, por las mañana en ayunas, separadas unas de otras por un período de 15 minutos.

En AGUAS BICARBONATADAS
Este tipo de aguas, cuando es bebida en ayunas - en pequeñas y repetidas dosis - son neutralizantes de la acidez gástrica, pero en dosis mayores y acompañando las comidas, o inmediatamente después de ellas, posibilitan la secreción y evacuación.

En el intestino, su condición alcalina ayuda en la acción de los fermentos pancreáticos y el poder saponificante de la bilis. La ingestión de estas aguas mejora la intolerancia a los hidratos de carbono y facilita la acción insulínica, admitiéndose un efecto movilizador del ácido úrico, favorecedor de su eliminación por la orina.

Se ha notado también una suave acción sedante sobre la excitabilidad neuromuscular, así como efectos aminorantes de la permeabilidad vascular y de respuestas inflamatorias. Las aguas bicarbonatadas, encuentran sus principales indicaciones en las enfermedades del aparato digestivo, alteraciones hepáticas, trastornos metabólicos y afecciones de las vías urinarias.

Son destacables los efectos de estas aguas en los procesos digestivos que cursan con hiperclorhidria, e hipermotilidad, estados dispépticos, etc.

En general están indicadas para las afecciones duodeno-pancreáticas, y los procesos hepáticos y entero-hepáticos. Es también favorable su acción en los enfermos diabéticos y algunos tipos de obesidad.

Habitualmente son bien toleradas, aunque los pacientes muy sensibles pueden acusar manifestaciones en forma de pérdida de apetito, cefaleas, irritabilidad, dolores musculares, etc. Estos efectos desaparecen al disminuir o suspender el tratamiento.

Contraindicaciones
Las aguas "Bicarbonatadas-Sódicas" están contraindicadas en los enfermos hipertensos graves y en todos aquellos que padezcan insuficiencia renal.

Si las aguas bicarbonatadas contienen un significativo contenido de calcio, no deberían administrarse a enfermos con colitis atónica, estreñimiento pertinaz y calculosis fosfática

Procedimientos de administración
La principal forma de administración de estas aguas en ingesta, pudiéndose considerar meramente coadyuvantes las aplicaciones externas (baños, duchas) o las internas (inhalaciones e irrigaciones). Las dosis deben ajustarse a los procesos a tratar y a las respuestas individuales.

Por término medio sería un total de entre 1.000 y 1.500 ml. diarios, distribuidos en dosis fraccionadas de entre 100 y 200 ml. ; en ayunas y en varias tomas. Esto es en cuanto interesen los efectos antiácidos.

Por otra parte, cuando se pretendan acciones estimulantes de la secreción gástrica, se administrarán las dosis junto con las comidas o inmediatamente después de ellas.

Las aplicaciones locales (externas o internas) no ofrecen peculiaridades destacables.

 
 
Inicio | Térmas & Spa | Otros Destinos | Quienes somos | Inf. sobre Termas | Consulta | Mapa general del sitio
Regreso al contenido | Regreso al menu principal